LosHiceYo

Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Recent Posts

Una Bolsa de Space Invaders

2 comentarios
¿Qué tal estáis llevando el calorcito? En este rincón del universo, parece ser que alguien no deja al pobre termómetro bajar el nivel de mercurio. Apetece poco ponerse a tejer, pero ¡¡hasta la victoria, venceremos!!

Hoy os traigo, con casi medio mes de retraso, una bolsa que tejí durante la primera mitad de Julio. Estaba tan tranquilo un día, y al volver a casa encuentro un millón de notificaciones por twitter (casi sin necesidad de tirar de la clásica exageración andaluza). Un grupo que desconocía (#ElClubDeLasCrocheteras) había decidido que debería formar parte de su iniciativa del mes (#RetoCrochetero), y animarme a tejer un bolso junto a ellas. Cómo en ese momento no tenía ningún proyecto en marcha que se pueda contar, decidí hacerme con algo de hilo y ponerme a investigar sobre como podría yo tejer mi versión de un bolso.

Al final, decidí crochetear una bolsa en punto de red, y el motivo dibujado en la misma lo componen unos simpáticos monstruitos ochenteros de un videojuego llamado Space Invaders (que seguro que casi todo el mundo conoce).


La he tejido con Creativa fino de Anchor, en un color nuevo de este verano que hace un degradado muy parecido al efecto de los jeans. Mi aguja, fue un crochet de 2.5mm para el cuerpo de la bolsa. El asa está tejida con ganchillo tunecino, y tiene un poco de forma triangular en la unión con la bolsa.


El resultado está bastante molón. Al principio no sabía como de grande la acabaría haciendo, pero ha resultado ser una tote-bag de estas que tanto pegan en verano de lo más adecuada. Dejadme en forma de comentarios, mensajes en redes sociales, etc. vuestra opinion, para saber que os parece el resultado de este trabajo. Por mi parte, espero que las chicas de #ElClubDeLasCrocheteras hayan quedado contentas con mi versión de un bolso veraniego, ¡¡aún a pesar de no haberlo presentado cuando ellas querían!!

 Un saludo enorme,

Nueva categoría de lana.

1 comentario
No se si lo sabréis, o puede llegar a interesar a alguien, pero existe (en Estados Unidos, como no) un organismo llamado Craft Yarn Council que aglutina a empresas de lana, prensa especializada, creadores de accesorios, etc. relacionados con el mundo de la lana. De hecho, son ellos quienes se encargan de definir los estándares por los que se rige la industria, desde la sombra y como si fuese una serie o un relato de suspense.

Desde hace ya algunas temporadas se pueden ver trabajos de artesanos (o más bien, decoradores de espacios) que tejen con hebras gigantes usando sus propios brazos como agujas en muchos casos. Si buscáis por la red, podréis encontrar multitud de imágenes similares a las que ilustran este post. Por cierto, la primera foto pertenece a la artista/artesana ucraniana Anna Mo. La segunda imagen es una muestra del trabajo de la británica Lauren Aston. Dar crédito a las fuentes que utilizamos me parece algo indispensable en este mundo hoy en día.

Anna Mo

Lauren Aston
Volviendo al CYC, seguro que habéis visto el símbolo de un ovillo con un numerito dentro por algún lado, o habéis oído hablar de las distintas categorías de grosores de lana. Y siendo ellos quienes se encargan de establecer las escalas por las que luego se rigen casi todos los tejedores del mundo, han tenido la brillante ocurrencia de incluir una nueva categoría: Jumbo, con el número #7 por encima de la ya enorme categoría Super Bulky. ¿Y en qué me influye esto como crafter? Lo cierto es que en poca cosa, pero que la industria en pleno decida añadir una nueva categoría "súper gorda" a la escala solo puede adelantar que las fibras para el próximo invierno serán de ese estilo. La tabla de estándares (en inglés) queda como sigue: 
Se que hace mucho (mucho) calor en esta parte del mundo, pero hay que pensar en lo que está por llegar. Siendo usuario de lanas y fibras similares, a mi el cuerpo me pide lanas medias a gordas (entre el #4 y el #5 de la escala, para agujas de entre 4.5 y 8mm), poco torzadas o directamente tipo mecha para la próxima temporada de otoño-invierno. Haré un poco de futurólogo y, como apuesta, estoy casi convencido que los ovillos que van tejiendo sus propias franjas, dibujos o incluso mezclas de textura se van a generalizar aún más que durante la temporada pasada, y no descartéis encontrar algunas madejas extravagantes que traten de diferenciarse del resto incorporando algún detalle de poco/ningún gusto. Los kits volverán a tener una gran presencia como oferta de captación de nuevos tejedores, así que habrá que ver que son capaces de ofrecernos nuestras marcas de confianza.

Espero que esta entrada os haya parecido, al menos, interesante. Creo que, de vez en cuando, está bien incorporar algún pequeño monográfico referido a este mundillo. Si os ha gustado, ¡¡dejad comentarios en cualquiera de mis redes sociales o aquí mismo!!

Un saludo enorme,

¡¡Fa la la-la la-la!!

2 comentarios
En el mundo, siempre puedes encontrar fuentes de inspiración de lo más variopinto. Sin duda alguna, el universo Disney es un recurso inagotable de creatividad asociada al imaginario de los más peques de la casa. Y, como no debemos perder ese enano que todos llevamos dentro, hoy os traigo ¡un pequeño Baymax!

La película de animación Big Hero 6 (si no tenéis claro la fuente, preguntad a algún enano de vuestro entorno), tiene como personaje indispensable a Baymax: un robot enfermero de apariencia adorable. Curiosamente, la película está basada en una serie de cómics de Marvel, pese a que no mucha gente sabe esto, de modo que Baymax es uno de los superhéroes de la factoría de cómics mas popular del mundo, dado a conocer al gran público por el estudio de animación más popular del universo conocido.



En mi caso, he trabajado con acrílico 100% Bravo de smc, un crochet de 2.75mm y he usado ojos de seguridad de 10mm. Además, cuenta con su ranura de memoria bordada, y el resultado mide unos 18 x 8 cm ¡Es de lo más adorable!


Contribuyo así a la larga lista de versiones que este personaje de animación ha sacado de las mesas de trabajo de muchos artesanos talentosos, y ¡espero que os guste tanto como a mi! Si os apetece haceros con mi versión de Baymax, solo tenéis que seguir el enlace de la parte superior a mi tienda virtual de DaWanda, o podéis poneros en contacto conmigo a través de loshiceyo@gmail.com.

Un saludo enorme,

Osito "Calcetín de invierno", para celebrar el Día Internacional de Tejer en Público.

1 comentario
Desde que entré a formar parte del mundo de "Hazlo tu mismo", mi disciplina predilecta fue el crochet. Empecé por encontrar una lana gruesa, para mis primeros trabajos, y luego pasé a un acrílico mucho más fino. Después llegó el algodón, tanto mercerizado como menos procesado. En todo este proceso de aprendizaje y especialización, el punto, la calceta o media siempre tuvo una representación vestigial: era un recurso que estaba ahí, pero no sentía la necesidad de explotarlo. Entonces aparecieron las agujas circulares en mi vida y el punto pasó a tener una dimensión diferente: era mucho más cómodo tejer, y podía enfrentarme a proyectos que no formaban parte de mi imaginario siquiera. Bufandas, calcetines o gorros son mi preferencia a la hora de trabajar proyectos de punto (lo de los jerseys y chaquetas ya lo tengo cubierto por el momento).

Siguendo la correlación de los hechos de esta historia, en la mercería apareció una partida de acrílico 100% Bravo de smc cuya peculiaridad era imitar los estampados de los calcetines que hacen dibujos solos. Claro, esto está muy bien en el punto, pero para ganchillo no tiene mucho sentido. Había que pensar en algo. Además, se acercaba el verano (en el sur de España el invierno no es demasiado intenso, el entretiempo es bastatnte breve y la mayor parte del tiempo hace calor). Unos sleepers no eran opción. Así que, como siempre, ¡¡desafío a la vista!!

Knitted Teddy Bear

El tema de los muñecos en punto no está muy explotado: hay un montón de modelos en inglés, y la prensa especializada saca muñecos constantemente en punto rubricados por nombres propios como Alan Dart, Annie's Attic (con su legión de diseñadores internos), etc. En castellano, olvídate de encontrar bonituras (si las hay, corregidme: yo las desconozco). El idioma no es un problema para mí, así que eso me molestaba poco (es más fácil que sepa de que me habláis si me mencionáis el término en ingles a si lo hacéis en castellano). Pero encontrar un osito que quedase bien con efecto jaquard o intarsia (que es lo que simulaba el ovillo) iba a a ser complicado.

No obstante, me metí en ello: encontré un diseño que tenía una cabeza muy graciosa, y podía responder bien. Hice en primer lugar la cabeza y las orejas, y se quedó todo guardado en una lata de trabajos una temporada. Luego empecé el cuerpo, y me paré cuando tenía media pierna hecha. En un último impulso, acabé sus piernas y sus brazos, y tuve que robar relleno para poder terminarlo. El resultado a mi me ha gustado bastante. Está tejido con unas agujas de 3.5mm circulares, haciendo uso de la técnica que se conoce como "Magic loop" para usar un solo par y no dejar costuras como cuando tejo calcetines o gorros.

knitted teddy bear

Tengo que reconocer que el resultado es original: no se suelen ver muchos muñecos de punto, y mucho menos trabajados en circular. Estoy seguro que este mismo osito en un "color de osito" sería una monería: el color de mi ovillo es bastante oscuro, y los cambios de color pueden distraer la atención del propio muñeco. No obstante, mi osito "calcetín de invierno" me parece de lo más adorable.

Algo que tengo claro es que no será el último osito que teja con dos agujas. Además, hoy es el Día Internacional de tejer en Público, y no podía enseñar algo que no fuese de punto. ¿Qué os parece a vosotros? Si queréis estar alerta de todo lo que ocurre por LosHiceYo, no dejéis de seguir mi Instagram: allí aparecen con mucha frecuencia avances de mis #wip (proyectos en proceso).

Me despido hasta una próxima entrada. Un saludo enorme,

Una bonita pareja

3 comentarios
Desde que este universo del Amigurumi empezó a extenderse por la red, han existido diseñadores que crean contenido. Cuando empiezas, puedes ayudarte de patrones para tejer o puedes dar rienda suelta a tus conocimientos adquiridos y dejar que tu imaginación guíe tu mano. 

Entiendo que un diseño puede volverse nuestro oscuro objeto de deseo, y nos entren muchas ganas de tejerlo para nosotros, para alguien de los nuestros, para regalar e, incluso, para vender a alguien. Pero hay que entender que muchas cosas tienen un precio por alguna razón. Cuando un creador genera contenido, hay que ser consecuente con su decisión de cobrar por ello o de distribuirlo de forma gratuita. Valga este pequeño texto para confirmar que no comparto patrones de pago.

En la red se pueden encontrar multitud de recursos gratuitos. Ese es el caso de los gatetes que os traigo hoy. Sin ir más lejos, son un diseño muy parecido a un osito que tengo empezado por mi cuenta sin ningún patrón. Y es que a partir de unas formas básicas, la cantidad de variaciones puede ser enorme.


Este diseño (esto me recuerda al CAL) pertenece a lilleliis, una artista Estonia -- buscad en el mapa -- que lleva en esto de crear muñecos desde 2009, y publica su contenido en inglés y alemán. De vez en cuando, como casi todos los nombres propios de este mundillo, tiene a bien compartir algún patrón de forma gratuita. Este empezó a aparecer de forma recurrente en mi muro de Pinterest, así que me decidí a tejerlo con un par de restos del alijo.


Lo he tejido con Bravo de smc, y un crochet de 2.75mm. Con esto de los ganchillos soy un poco anárquico, y es que independientemente del ganchillo que esté usando, me adapto a la tensión que necesita el objeto acabado, pues tiendo a ajustar la tensión de la hebra de trabajo con la otra mano. Miden unos 20 cm de alto, y sus caritas bordadas y ojos de seguidad los hacen perfectos para los más pequeños de la casa. 

Si os gustan, podéis encontrar las instrucciones en inglés en este enlace, y tejer vuestra preciosa parejita de gatos. Si los deseáis pero no sabéis tejer, podéis poneros en contacto conmigo a través de loshiceyo@gmail.com y encargar la parejita, o uno solo de sus miembros, en los colores que mejor encajen con vuestras preferencias. 

Admás, recordad que en la esquina superior derecha tenéis enlaces a todas mis redes sociales. Especialmente, os recomiendo seguir mi cuenta de Instagram, dónde comparto fotos de mis proyectos en marcha, así como de trabajos terminados que siempre tardan un poquito más de tiempo en aparecer por el blog. 

De momento, me despido (como siempre) con un saludo enorme, 

¡¡Unicornios!!

1 comentario
Ya estamos en Mayo, mirando Junio en el calendario, y va y aparece uno de esos extraños pero refrescantes días de lluvia de primavera.

Aún a pesar del extraño clima, me ha asaltado una duda importante: ¿qué come un unicornio? Yo puedo entender su color blanco impoluto, y hasta su cuerno por eso de ser una criatura mágica, pero ¿¿La crin y la cola de arco iris?? ¿Qué se come para tanto color en el pelo? ¿O tienen los unicornios que vivir sometidos a la esclavitud de visitar con mucha frecuencia alguna peluquería, para evitar que se les vea la raya?


Para esta monería, he usado Bravo, de smc, y ha quedado un buen peluche de más de medio metro, muy achuchable. La parte más tediosa del diseño fue la de colocar los mechones de pelo: hay que ir uno a uno, trabajando en una zona que no es recta, y cuidando que las capas de color sean más o menos del mismo tamaño. Pero cualquiera que haya colocado "pelo" de esta forma alguna vez sabe que el esfuerzo merece la pena. Además, puede caminar con unas cómodas herraduras rojas, y tiene una estrellita de nacimiento muy graciosa en un lado de la barriguita. Según declaraciones para este medio, "Es tan blandito que me quiero morir", afirmaba una adorable huerfanita, seguido de un grito gutural de "¡¡ES SÚPER BLANDITOOOO!!".


La entrada es breve, pero un unicornio siempre es digno de ser enseñado. Recordad que me podéis hacer encargos personalizados. Para ello solo tenéis que poneros en contacto conmigo a través del correo electrónico loshiceyo@gmail.com.

Un saludo enorme,